martes, 14 de abril de 2009

Madrugada de sábado


tu boca tu boca tu boca tu boca

voy a decir tu boca

ya no me importan los versos inquietos

los verbos inmensos

tu boca que me duele porque me duelo

en el espejo tu boca

respira mi herida

tu boca mar saliva

tu boca tu boca tu boca

recuerdo tu boca tu boca riendo

tu boca invisible en mi cuerpo


respiro el alcohol de este sábado

tu voz tiembla mis dedos

vibra mi baile arruinado


mi ron por tu boca

esta canción

este poema tan lejos de tu boca

por tu boca

3 comentarios:

Chica-Lobo dijo...

Un saludo! Me ha gustado mucho este texto. Disculpa mi ignorancia, ¿es tuyo?

{Angie} dijo...

Hola! Sabes recien hoy me puse a leer los comments de mi blog , y me encontré con tu post,seguro no te acuerdas ya ,fue en febrero O: y yo recien leyendo , bueno mi entrada trataba sobre mi testarudez en querer ser cronopio :)cuando talvez soy fama jojo , bueno me vine a dar una vuelta , por cierto que mas inspiradora que una boca para escribir ,y que buenas las imagenes que tienes ,bueno me dejo de tanta palabreria , saludos y gracias por pasar ;)

Víctor L. Briones Antón dijo...

Por que hay veces que son otras bocas las que hablan por nosotros. Buen poema, con mucho rítmo, para ser leído con rabia.

Un saludo.