miércoles, 10 de junio de 2009




Cuéntame una historia

que me haga disfrutar del día bajo el sol

o bajo el yugo de la noche

tiriten los astros

o arrastren las nubes

la suave discusión que sustenta al mundo.


Cuéntame una historia

que me haga sonreír y luego júrame

que es cierta.

3 comentarios:

a p n e i c a dijo...

tan cierta será como tú lo desees.
eso es lo bueno.
;)

Víctor L. Briones Antón dijo...

Vivimos huyendo y buscando, nos alejamos de ese run run gris del mundo y buscamos la verdad en las historias que nos encontramos. Ahora en verano es más sencillo, el cuerpo se desconecta, se relaja, baja las defensas.

Saludos

Anónimo dijo...

Érase una vez, una pantera que solo se redimía al escuchar sus versos. Solo así se salvaría de la banalidad del mundo. Perpetrando por primera vez la serenidad, y aprendió a deleitarse con los primeros días de primaveras y un enorme sol que le hacia sonreír y recordad esos versos, aunque ella no estuviera.


Todo esto es verdad, espero que sonrías.